Convertir la información en inteligencia

Convertir la información en inteligencia

Unos datos que arden

La información ha sido considerada a menudo como el “el nuevo petróleo” o como el “carbón de la cuarta revolución industrial”. Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido con esas otras fuentes de energía de las que se ha alimentado el desarrollo de la economía mundial en los últimos siglos, la principal dificultad que se plantea respecto a la información tiene que ver más con su abundancia que con su escasez.

La cantidad de datos que las nuevas tecnologías de la información han venido poniendo en manos de los gestores, de los organizadores y de los ejecutivos, se ha mostrado capaz de convertirse no ya en algo inútil, sino un verdadero obstáculo cuando no puede transformarse en contenidos comprensibles, de calidad y relevantes. “La inteligencia no es sólo información, sino también juicio, la manera en que se recoge y maneja la información” según lo expresaba en astrónomo y divulgador Carl Sagan, director de la clásica serie televisiva Cosmos de la que recientemente se ha estrenado una continuación en la cadena norteamericana Fox.

Si a ello unimos las crecientes limitaciones del tiempo de que se dispone para el análisis y la multiplicación de la diversidad de las tareas entre las que diariamente ha de repartirse nuestra atención nos será fácil comprender por qué el siguiente paso en la evolución y el desarrollo del software de gestión ha tenido que ver no sólo con la automatización del tratamiento de los datos, sino con la creación de herramientas capaces de transformarlos en información significativa, es decir, de convertir el caos de los datos brutos procedentes de las fuentes más diversas y disponibles en los más variados formatos en un cosmos: un sistema ordenado, regular y luminoso. Eso es precisamente lo que desde el principios nos propuesto conseguir en Oxfera | Natural Order.

¿Cómo transformar la información en inteligencia?

La solución a estos problemas planteados por el exceso de información viene de la mano de tres conceptos que sistemáticamente vienen aplicándose al tratamiento de datos en los últimos años: Flexibilidad, personalización, y visualización. Estos son también los principios que desde Oxfera hemos venido aplicando al desarrollo de nuestra última línea de productos y a nuestras soluciones tecnológicas para la gestión de recursos humanos.

La flexibilidad tiene que ver principalmente con la capacidad de las herramientas de aplicar distintos criterios a la organización, tratamiento y presentación de los datos, lo que nos permite bien acceder de forma más precisa a la información que buscamos (como ocurre en el caso de módulos como GlobalBrowser, el motor de búsquedas que Oxfera incorpora a sus aplicaciones para tratamiento de HR desarrolladas sobre nuestra plataforma H2Oxfera y que es capaz de combinar fuentes formalizadas y no formalizadas en la misma búsqueda) o bien analizar esos datos desde distintas perspectivas, ya se trate de nuestra información organizacional (de la cual productos como Umana pueden ofrecernos diferentes tipos de vistas jerárquicas, funcionales, procesuales, etc.) o de nuestras tareas de reporting (a través de cuadros de mandos totalmente configurables e integrados directamente con el ERP de la empresa como los que desde Oxfera venimos incorporando a nuestros proyectos de RH).

La personalización está relacionada directamente con la posibilidad de adoptar soluciones tecnológicas que estén modeladas directamente sobre los propios procesos de negocio de las empresas y no al contrario. De este modo la experiencia y la cultura empresarial de cada compañía pueden ser las que guíen la implementación de las herramientas,y estas vienen a reforzar y a facilitar las  propias dinámicas que ya están en marcha en los departamentos o a complementarlas. Ese es el caso, por ejemplo, de soluciones que hemos venido desarrollando dentro de nuestros proyectos de portalización, automatizando y descentralizando diversas tareas tales como las de gestión de turnos, formación de cuadrantes, controles de tiempos, gestión de incidencias, etc. siempre en estrecho contacto con los departamentos responsables y adaptando nuestras herramientas a sus propias necesidades y protocolos.

Es también la filosofía que hemos seguido en el diseño de Flexible, la solución de Oxfera para la gestión de la retribución flexible, en la cual hemos incluído en un sólo paquete todas las herramientas necesarias para aplicar la propia política de compensación desarrollada por cada responsable de forma sencilla e intuitiva y directamente integrada con la gestión de la nómina.

Por último la visualización es otro de los aspectos en los que más insistimos en Oxfera a la hora de diseñar todas nuestras aplicaciones. Dadas las limitaciones de tiempo y de atención que pesan normalmente sobre los gestores y los analistas, la posibilidad de apoyarse directamente en una captación más intuitiva de los datos y los resultados, por medio de indicadores visuales claros relativos a estados de procesos, errores, avisos, tareas, etc., de formularios e informes transparentes y sencillos, y de interfaces usables y amigables, contribuye notablemente a la eficacia del trabajo y a la productividad.

Entender para decidir

En Oxfera, lo tenemos claro: la información más valiosa es la que puede transformarse más rápidamente en una decisión. Eso es precisamente lo que, al menos etimológicamente, significa la “inteligencia” (del latín inter -entre- legere -escoger, discernir, interpretar o leer-). Por eso nos esforzamos convertir la información en algo preciso, relevante y visible para que usted y su compañía pedan transformarla en inteligencia.